martes, 8 de julio de 2008

Del Mal Gusto

Ultimamente me he fijado mucho en como los costarricenses creamos nuestros espacios, y no puedo mas que decir que en general tenemos un pésimo gusto. Uno puede ir por cualquier pueblito de nuestro país y generalizando, todas las casas que se pueden ver son feas, mal cuidadas, sin jardines o plantas...en fin mal gusto. No creo que el poder adquisitivo sea la razón, porque siempre se pueden hacer cosas bonitas y cuidadas sin incurrir en gastos extra. Creo que el problema va muy de la mano con la falta de sensibilidad artistica, sensibilidad a la naturaleza y falta de cultura.

Muchos podrán decir que para una persona de escasos recursos no es posible acceder a un nivel superior de "culturización", sin embargo recuerdo que mi bisabuela se críó en la montaña, pero leía muchísimo, y conocía muchísimo del mundo, aunque no lo hubiera visto con sus propios ojos, y por tanto su sensibilidad y gusto por las cosas era muy refinado. Los ticos en general no tienen ese deseo por hacer que las cosas se vean bien...lo cual es en realidad muy triste. Si ponemos atención, nos damos cuenta de que muchísimos costarricenses adinerados sufren también de la enfermedad del mal gusto...esa enfermedad que algunos llaman "ser polo", que traduzco en esa falta de ser sensible a la belleza y al "buen gusto".

Por el contrario he visto que muchos extranjeros que vienen a nuestro país a vivir, entre ellos muchos más pobres que los mismo ticos, tienen en general un deseo muy grande por hacer que hasta lo más rústico se vea bien. Cualquier cosa que hacer la hacen con la mayor atención en que "se vea bien". Ojalá los costarricenses pudieramos observar más de cerca esas costumbres y sensibilizarnos más hacia la belleza, el arte..."el buen gusto".

No hay comentarios:

Publicar un comentario